Por Ana Gómez – Licenciada en Nutrición

A todas las mamás, díganme si no, se nos contagia el nervio de nuestros hijos cuando van a entrar a la escuela. Porque junto con ellos, nosotras también aprendemos y hacemos, muchas veces, doble trabajo. Entonces, tenemos que estar al pendiente porque la edad escolar (que comprende entre los 6 y los 12 años) es un periodo crucial de máximo desarrollo tanto intelectual como físico para nuestros hijos y, además, ¡es cuando se consolidan los hábitos de alimentación!

Ahora, en esta etapa también nuestros hijos se vuelven más independientes en diferentes aspectos; entre ellos, en lo que a la alimentación respecta. Por ejemplo, el niño en la edad escolar ya es capaz de decidir qué debe de comer, y en qué cantidad, aunque no esté con sus padres o con personas que lo estén supervisando. Es una etapa en la cual los niños conocen una gran variedad de alimentos y aprenden a formar hábitos alimenticios de por vida.

Cal-C-Tose y yo te damos las 3 principales razones por las cuales es importante una nutrición adecuada en la edad escolar:

Ahora bien, también debes tomar en cuenta las siguientes características que debe tener la dieta de tus hijos.

Recuerda que El Plato del Bien Comer debe ser la base alimentaria de todos en tu familia, sobre todo para los pequeños, ya que si durante esta etapa se forman hábitos y estilo de vida saludables, seguramente tendremos a un niño sano que cubrirá al 100% sus requerimientos nutricionales. La conciencia alimenticia, de nutrición y de salud se forma durante la infancia.

 

Cal-C-Tose es nuestro aliado, ya que su fórmula NUTR1 INT3L1 contiene 26 nutrimentos, los cuales complementan a la dieta diaria, ayudando así a alcanzar sus requerimientos nutrimentales. Por eso podemos integrar Cal-C-Tose a la dieta de los niños y ayudar a que alcancen más fácil un estado de nutrición óptimo.

 

Fuentes de información

Ballabriga A. y Carrascosa, A., Nutrición en la edad preescolar y escolar. Ballabriga, A. y Carrascosa, A., eds. (2006), Nutrición en la infancia y adolescencia, 3a. ed. Madrid. P. 499-523,

Wagner, C. y Greer, F. (2008), The Section on Breastfeeding and Committee on Nutrition. Prevention of Rickets and Vitamin D Deficiency in Infants, Children, and Adolescents, Pediatrics, no. 122, pp. 1142-1152.

FAO/WHO/UNU (2004), Expert Consultation. Report on Human Energy Requirements. Interim Report, FAO, Roma.