Como mamás, sabemos que es muy común que por las prisas decidamos un desayuno rápido o incluso saltárnoslo para correr a la escuela. Muchas veces el tiempo no nos alcanza, apenas nos da tiempo para vestirlos, peinarlos y ya. Sin embargo, siempre que estoy a punto de que mis hijos se salten el desayuno recuerdo que la única forma en que mi hijo tenga la energía suficiente para rendir en su día es con un desayuno adecuado.

Debes saber que el desayuno ofrece una excelente oportunidad de fortalecer a tu hijo con diferentes nutrientes. Estos le ayudarán a desempeñar todas sus funciones de forma adecuada a lo largo del día. Sin el desayuno habitual, nuestros hijos pueden sentirse más cansados, con dificultad de concentración y baja memoria. 

Hay que tomar en cuenta que cada comida del día debe incluir lo que pide El Plato del Bien Comer: frutas y verduras, cereales y productos de origen animal y leguminosas. 

Para hacer del desayuno un evento más sencillo, Cal-C-Tose y yo te compartimos algunas sugerencias para prepararles a nuestros hijos y platicarles qué ingredientes puede tener un desayuno y por qué es importante.

  1. Una taza de papaya, una quesadilla de tortilla de maíz y queso Oaxaca, y un vaso de leche con Cal-C-Tose.
  2. Media pieza de mango, un sándwich (queso panela, pechuga de pavo, jitomate, lechuga y pan integral) y un poco de yoghurt. 
  3. Una taza de melón, un huevo revuelto con nopales, una rebanada de pan integral y un vaso de leche. 
  4. Media pieza de plátano con una taza de yoghurt natural acompañado de un poco de granola. 
  5. Doce uvas, un mollete (bolillo integral, frijoles, queso panela) y un vaso de leche con Cal-C-Tose. 

Recuerda que Cal-C-Tose y su fórmula NUTR1 INT3L1 contiene 26 nutrimentos que apoyan a nutrir la inteligencia de tus hijos, puedes incluir un vaso todos los días en su desayuno antes de irse a la escuela, y así complementarás su dieta y ayudarás a cubrir más sus requerimientos nutricionales en el día a día.

Referencias:

1. Adolphus, K., Lawton, C. y Dye, L. The relationship between habitual breakfast consumption frequency and academic performance in British adolescents, Frontiers in Public Health, no. 3, 2015 p. 68. 

2. Dauncey M. Nutrition, genes, and neuroscience: implications for development, health, and disease”, en: Diet and exercise in cognitive function and neurological diseases, New Jersey, John Wiley & Sons. 2015. 

3. Gómez-pinilla, f. Brain foods: the effects of nutrients on brain function, Nature Reviews Neuroscience, no. 9, 2008 pp. 568-578. 

4. Gómez-pinilla, f. y Tyagi E. Diet and cognition: interplay between cell metabolism and neuronal plasticity, Current Opinion in Clinical Nutrition and Metabolic Care, no. 16, vol. 6, pp, 2013, 726-733. 

5. HASZ, L. y Lamport, M. Breakfast and adolescent academic performance: an analytical review of recent research, European Journal of Business and Social Sciences no. 1, 2012, pp. 61-79.