Todos los seres humanos tenemos diferentes habilidades motoras, es decir, del control del cuerpo. Para poder distinguir entre diversos tipos de habilidades motoras, se habla de motricidad gruesa y motricidad fina.

La motricidad fina se refiere a las destrezas que requieren mayor coordinación ojo-mano y engloban las habilidades que requieren mayor precisión. Generalmente los estudiosos del cuerpo humano y su capacidad de movimiento hablan de la motricidad fina como las habilidades de presión del cuerpo en general y de las capacidades motrices de la mano en particular.

Por lo mismo, cuando se habla de desarrollar la motricidad fina se habla mucho de ejercicios sencillos para mejorar la coordinación de los dedos de la mano. De estas destrezas dependen, entre otras cosas, la escritura, la habilidad de abotonar ropa o amarrar agujetas, entre otros.

La edad ideal para empezar a trabajar la motricidad fina es a partir de los 6 años, con los ejercicios de caligrafía. ¿Cómo puedes ayudar a tu hijo a desarrollar estas habilidades? Ejercicios sencillos y divertidos pueden impulsar una coordinación fina exitosa:

  • Abotonar la ropa y/o amarrar las agujetas de los zapatos.
  • Lanzar pequeñas pelotas para que caigan dentro de un balde,desde diferentes distancias.
  • Recortar figuras siguiendo una línea punteada.
  • Armar rompecabezas con piezas de diferentes tamaños y formas.
  • Caminar siguiendo una línea, ya sea con un pie tras el otro o brincando sobre un solo pie (coordinación pie-ojo es lo que se desarrolla aquí).
  • Dibujar letras o figuras sencillas con materiales de diferentes tamaños (pinceles gruesos y delgados, pintura vinil, crayones, lápices).

Estos ejercicios, aplicados en el día a día, ayudarán a tu hijo a que desarrolle la motricidad fina, lo que en el futuro le ayudará no sólo a tener una bonita letra en la escuela, sino a ser hábil con las manualidades. Más adelante estas destrezas serán benéficas para todas las profesiones que requieren de cuidado y precisión, como la mecánica, las ingenierías, la medicina quirúrgica, entre otras.

Apoyar desde hoy el correcto desarrollo físico de tu pequeño le dará grandes satisfacciones en el futuro.